Ir al contenido

Ir a la página principal

InicioNoticiasDatos Abiertos de Gobierno y la Alianza para el Gobierno Abierto: diferencias y sinergias

Datos Abiertos de Gobierno y la Alianza para el Gobierno Abierto: diferencias y sinergias

Las iniciativas de datos abiertos de gobierno y los procesos de apertura gubernamental impulsados por la Alianza para el Gobierno Abierto (Open Government Partnership).

Expositores

Moderador: Caroline Burle, W3C Brasil

  • Fabiano Angélico, Fundacion Getulio Vargas FGV
  • Emiliene Martinez Morales, Open Government Partnership, México
  • Haydeé Pérez Garrido, FUNDAR, México
  • John Wonderlich, Sunlight Foundation

Resumen

Emiliene Martínez indica que los fundadores de OGP en Latinoamérica son Brasil y México. Para ser elegibles los países son evaluados según varios criterios: transparencia fiscal, que exista normativa de acceso a la información pública y una encuesta realizada por Right to Info, midiéndose asimismo la participación ciudadana. Los participantes se comprometen a desarrollar planes con la sociedad civil organizada, un mecanismo que permita realizar consultas periódicas sobre la implementación del plan de acción. Global Integrity estudió los planes de acción y la mayoría de los compromisos a nivel mundial refieren a gobierno electrónico y datos abiertos; en América Latina la mayoría tienen relación con acceso a la información pública y datos abiertos.

Haydée Pérez explica que en Fundar analizan y monitorean políticas públicas en diferentes materias; por ejemplo notaron que los subsidios entregados para pequeños productores rurales fueron a parar a grandes productores, e incluso al Ministro de Agricultura.
Los datos abiertos son un componente del gobierno abierto que implica: transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana y nuevas tecnologías. La participación ciudadana es el corazón de los datos abiertos.
Se da por hecho el valor de los datos abiertos pero no se ha hablado de la generación, resguardo, conservación y calidad de la información: quién debe generarla, cuál información se debe generar, cómo se gestiona al interior de las organizaciones, su confiabilidad y completitud. Los compromisos de la OGP requieren recursos y en muchos países no se tiene una guía y un apoyo claro. En opinión de la panelista el valor agregado de la OGP está en colaborar con los problemas que todos los países afrontan a la hora de generar los planes.

Fabiano Angélico expone que cuando se habla de gobierno abierto hay que conectar muchos puntos, hace años que existe una atención desmesurada a la visión tecnológica de datos abiertos pero también debe atenderse la demanda. Es muy costoso publicar datos abiertos, por lo que es importante enfocarse en la demanda. En este punto OGP puede dar un valioso apoyo sobre qué es relevante para hacer un plan de datos abiertos.
Datos abiertos es un desafío político, social e institucional de cómo satisfacer la demanda de información y no solamente un desafío tecnológico.
La Contraloría de la Municipalidad de San Pablo está elaborando el plan de acción para entrar en la OGP, ya que el plan nacional impacta en las municipalidades.

John Wonderlich establece que los datos abiertos son una oportunidad de definir qué queremos del gobierno.
OGP se desarrolló muy rápido porque partió de la sociedad civil con la participación voluntaria de los gobiernos; se pudieron elegir los términos de sus compromisos.
Hay varias formas de generar transparencia: mediante normativa o mediante compromisos y acuerdos, y en esta segunda línea se encuentra OGP. La debilidad es que los acuerdos son temporarios, los hace un gobierno y los gobiernos cambian.
De todas maneras los compromisos de datos abiertos son populares ya que crean valor en diferentes sectores. Los gobiernos deben pensar en la manera de desarrollar las políticas e iniciativas de datos abiertos y las licencias.

Conclusiones

  1. Los compromisos de gobierno abierto deben contemplar en sus  bases la transparencia, la rendición de cuentas, la participación ciudadana y el uso de la tecnología.
  2. En la asunción de compromisos de gobierno abierto y en el diseño de políticas de datos abiertos es fundamental que se involucre a la sociedad civil.
  3. La política de datos abiertos es un desafío político, social e institucional y no solamente un desafío tecnológico. 
  4. Un desafío es llegar a las bases y no solo a las élites, por ejemplo a las comunidades indígenas.